Yo nunca – Homo novus

¿Cuántos de ustedes han jugado al “yo, nunca”? ¿Cuántas veces se han sentido dueñas de su vida, de su sexualidad? ¿Quién no se ha sentido culpable por no querer?

Yo nunca hace un viaje de manera sublime por estas preguntas, integrando temas de importancia social como la cultura de la violación o la cultura heteropatriarcal que invade la sociedad española.

La historia comienza cuando una de las protagonistas descubre que no puede tener sexo con su pareja. Aquí empieza el viaje, por las sensaciones de la mujer, por el pensamiento del hombre, planteándose qué tipo de educación afectivo-sexual han recibido por ambas partes en su etapa formativa obligatoria, qué educación han recibido en el colegio y cómo ha influido en sus vidas.

Trasladando este planteamiento tan común (que no normal) al resto de la población, el espectador puede reflexionar acerca de qué es lo que estamos haciendo mal, o mejor dicho, qué es lo que no estamos haciendo como sociedad.

La obra, una autoficción perfectamente hilada, no solo habla de experiencias personales, sino que aporta datos objetivos con la intención de causar más impacto a todos los que hemos tenido la suerte de presenciar tal encuadre teatral.

Yo, nunca no es una obra cualquiera que pase por encima de temas como la pornografía, los amigos, el sexo, la familia o las “primeras” veces. Yo, nunca ahonda en estos temas, utilizando la comparación y el símil para mostrar de manera visual, artística y perfecta todos estos aspectos. Casos de violaciones, sonados en los medios de comunicación y no tan conocidos; películas que incluyen entre sus fotogramas violencia sexual explícita… Estos son algunos de los ejemplos de cómo vemos en nuestro día a día casos y casos de igual o mayor gravedad sin terminar de hacer nada, sin terminar de creer que eso no es una ficción, como el libro que te acabas de comprar. Es una realidad, y una realidad que ojalá pronto deje de pasar.

Estoy seguro de que ningún espectador quedará impávido ante la crítica social que se hace durante los 90 minutos de la representación, que podréis disfrutar en el Teatro Lara de Madrid todos los martes a partir del 6 de Julio, a las 19:30.

El teatro muestra la realidad vital vista desde un punto diferente. Con “Yo, nunca”, la realidad se muestra tal y como es, desde todos los puntos de vista posibles, desde todas las realidades y estratos sociales que existen, desde la rabia de una chica que no entiende por qué no puede tener relaciones y se siente culpable, desde la masculinidad tóxica de un hombre cualquiera que culpa a su novia de no querer tener relaciones, desde la voz que grita desesperada para que alguien le preste atención, para que sea ella quien la salve.

Yo nunca – Homo novus

Hola soy Gabriel López y les doy la bienvenida a mi sitio web donde podrás encontrar el mejor contenido informativo relacionado a las películas y series más famosas.

Otros artículos que pueden ser de tu interés

Subir

Este sitio web utiliza cookies Mas info

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad