Nosotros, los miserables (I)

Víctor Hugo era el mejor poniendo títulos. No, en serio. En el momento en el que decide bautizar a su obra más grande no la llama Los Miserables ignorando todos los matices que tiene la palabra. Si lo pensamos, es una voz muy útil para llamar a alguien sinvergüenza o agarrado, ruin o canalla, a […]