El ánimo de la realidad

Plasmar nuestro movimiento nunca fue fácil. Nuestro alrededor se difuminaba a cada paso, éramos nómadas en la incertidumbre, que tenían como único compás su propio latido; una diminuta llama que creó un ritmo infinito que se entrelazaba con nuestras costumbres. Y ya el silencio, el grito, la lluvia y el sol encontraron su lugar en […]