Los que hablan – Homo novus

Los que hablan ahonda en todo ello. Es una obra de pura comedia, de pura risa contenida y desbordante. Llorar de la risa admirando la capacidad cómica de los dos actores que forman parte del montaje: Luis Bermejo y Malena Alterio. Ambos conjugan la absoluta perfección. Encarnan personajes de todo tipo y caracterología.

Viajan con el público a través de conversaciones entrecruzadas, lo que provoca el asombro desde el patio de butacas y la necesidad de saber qué es lo siguiente que nos van a contar. No buscas el sentido de la lógica, de la coherencia o la manera de darle a la función un discurso armado, sino todo lo contrario, te dejas atrapar con ellos y de ellos.

La comunicación está basada en la palabra y sobre todo en la corporalidad. Dos grandes actores de comedia como ellos sustentan la obra sobre un trabajo corporal magnífico. Ni que decir que palabra y cuerpo, junto al ritmo que le imprimen, son los ingredientes perfectos para una comedia sublime, como la que ellos tejen, bajo la acertada dirección de Pablo Rosal, que además firma el texto de la obra.

El cuidado del movimiento y de la expresión corporal provocan un imaginario en el público, de personajes y situaciones sin el uso de la voz por parte de los actores en varios momentos de la obra. Esto resulta fantástico cuando hay esta conciencia actoral detrás.

Sin esta cultura de la expresión y el gesto sería imposible semejante ejecución. Hay un trabajo por parte de los actores en esta función que sería difícil de imaginar puesta en pie por otros, debido a la complejidad de lo que se dice y de cómo se dice. Del discurso simple al complejo generando un nivel cómico en el público a nivel de muy pocos.

Los que hablan es un canto extraordinario a la comedia y al arte. Sin el dominio clownesco que manejan Alterio y Bermejo no tendrían sentido los diálogos expuestos por Pablo Rosal. De ahí la incidencia en la complejidad de la función y la exclusividad de estos actores y no otros por el trabajo tan minucioso que requiere y que pocos pueden dar a este nivel.

Una crítica cultural de la función donde cabe rescatar el cuerpo y la palabra; nuestro lenguaje y los hablantes. El acto de comunicación en sí mismo y la facilidad o la dificultad con la que habitualmente nos comunicamos. Una función extraordinaria.

BIBLIOGRAFÍA

Vidales, R. (31 de octubre, 2020) Una revelación teatral. Babelia El País.

Imagen de portada: Luis Bermejo y Malena Alterio en Los que hablan, de Laura Ortega. Recuperado de Babelia.

Los que hablan – Homo novus

Hola soy Gabriel López y les doy la bienvenida a mi sitio web donde podrás encontrar el mejor contenido informativo relacionado a las películas y series más famosas.

Otros artículos que pueden ser de tu interés

Subir

Este sitio web utiliza cookies Mas info

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad