Bill Viola,  artista de las preguntas universales

Sobre la Exposición “Espejos de lo invisible”. Bill Viola es un artista neoyorquino nacido en el 1951, que es considerado como el precursor del videoarte. Influenciado por artistas como Peter Campus, Frank Gillette, Ira Zinder o Bruce Nauman, decide estudiar en la Universidad de Siracusa en 1973, que por entonces era la escuela pionera en los nuevos medios audiovisuales y otros métodos de expresión. Viola ha creado todo tipo de arte relacionado con el vídeo, las películas, el sonido, las instalaciones o incluso obras dedicadas a conciertos o espacios sagrados. Durante toda su trayectoria ha recibido numerosos premios, entre ellos destacamos los más distintivos: el premio de la Fundación MacArthur como “genio creativo” en 1989; el  XXI Premio Internacional Cataluña en 2009; y el Praemium Imperiale perteneciente a la Asociación de Arte de Japón en el año 2011. 

The innocents
Bill Viola, 2007 – Pinterest

Lo que caracteriza a Bill Viola, es su necesidad de expresar las preguntas universales. Toda su obra se centra en la representación de estas cuestiones, etapas, o emociones vitales. La muerte, la vida, la espiritualidad o el alma, el paso del tiempo o carpe diem, el espacio, la soledad, y el continuo cambio que vulnera y enriquece al ser humano. La naturaleza como contínuo ciclo que regenera al ser humano, esta idea la suele representar con una metáfora: el devenir entre el agua y el fuego. El ser humano debe atravesar el agua, enfrentarse a ella, enfrentarse a su propia vida (The innocents, 2007). Pero a su vez, tiene que esperar pacientemente al fuego, a las cenizas en las que pronto se convertirá al morir (Mártires, 2014). 

El agua también es representada como calma, pureza y como acercamiento a la espiritualidad. Estas características las podemos observar en su obra Ablutions (2015): donde unas manos acarician el agua, limpiándose de todos los males. Volviendo a la pureza, a la calma, a la espiritualidad proporcionada por la unión con la naturaleza. Sin embargo, en The Reflecting Pool (1977-79) el agua representa el cambio natural del hombre, generado por la dextra deus, la mano de Dios, que podemos visualizar en la forma que genera el cuerpo del hombre al saltar a la piscina, su futuro y fin, su cambio más radical. 

En la exposición “Espejos de lo invisible”, Viola nos hace ver que, el objetivo último del continuo uso de la tecnología en sus obras, no es otro que el de ampliar nuestros sentidos. Por esa razón, nos muestra únicamente  lo esencial: un espacio sobre el que visualizar la obra. La visión, el sonido, la cercanía física con los personajes, nos permiten llegar al éxtasis emocional deseado por el artista y, razonar filosóficamente sobre su mensaje.

Viola recalca en su exposición que todas esas ideas provienen de su propia experiencia vital. Por esta razón sitúa su autorretrato en la primera obra de la exposición (Incrementation, 1996), donde se va acercando a la muerte con cada respiración. Pero todo acaba de empezar, y en la última obra  (Self Portrait Submerged, 2013) finalmente está en calma bajo el agua, su propia obra ha terminado, ha conseguido su objetivo y puede morir en paz. 

Study from emergence
Bill Viola, 2020 – Pinterest

Viola adquiere una gran influencia del mundo renacentista, la Baja Edad Media y las distintas tradiciones espirituales como el budismo zen, el sufismo islámico y el misticismo cristiano. Hay tres obras clave en la exposición donde se ve reflejado este misticismo espiritual. Catherine’s room (2001),  que nos presenta cinco momentos íntimos, y recuerda al característico pintor de la soledad Edward Hoper. Study from emergence (2020), que revive la Lamentación sobre Cristo muerto de Giotto. Y por último, Mártires (2014) que mediante la lucha contra los cuatro elementos, simbolizan la acción (tierra), la fortaleza (aire), la perseverancia (fuego), y la resistencia (agua). Muestra la vida como un sacrificio, un sacrificio a Dios. Una constante lucha y unión de la vida y de la muerte, como representa Heaven and Earth (1992) con una anciana a punto de morir y un bebé recién nacido. La vida que necesita a la muerte para nacer y la muerte que necesita a la vida para morir. 

Bibliografía

Anónimo, (n.d). Artist biography. Bill Viola.

Anónimo, (26 de junio, 2020). Bil Viola. Espejos de lo invisible. Espacio Fundación Telefónica. 

Anónimo, (n.d). Bil Viola. Retrospectiva. Museo Guggenheim Bilbao.

Natividad Pulido, (6 de febrero, 2020) El tratado de las pasiones de un gran humanista: Bill Viola. ABC Cultura. 

Anónimo, (n.d). Incrementation by Bill Viola on artnet. Artnet

Ana Molina Trillo

Ana Molina Trillo

Desarrollo mi creatividad en el mundo de la Gestión Cultural. Son las ganas de aprender las que me posibilitan desarrollar mis propios proyectos, por mí misma o en equipo, dando lugar a una motivación constante que se regenera gracias a la gente que está a mi lado, nutriéndome de conocimiento y empatía.

Compartir artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Cine

Donde nadan los tiburones

¿Cómo funciona un festival internacional de series? El caso de Conecta Fiction En las calles de Pamplona, entre pintxos y copas de vino, se gestan

Ver entrada
Innova

Abramovic

Decía Jacques Copeaue que el artista que más sacrifica su persona es el actor. Persona que nos ofrece en sí misma su propia creación, en

Ver entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *