Portada de Since I Left You, de The Avalanches.

3500 o cómo producir una joya sin tocar un solo instrumento

3.500… Te estarás preguntando, lector, a qué hace referencia la cifra que da título a este artículo. La respuesta llegará, pero antes es necesario que pongamos en contexto a aquellos de vosotros que no estéis familiarizados con el mundo de la música electrónica. Y el primer paso que vamos a dar es el de definir un término clave, de nuevo cuño (de hecho, carece de entrada en la RAE, así que seré yo quien os dé algunas pinceladas), y que rápidamente entenderéis. Me refiero al término «samplear».

La técnica musical de samplear consiste en reunir fragmentos de pistas de sonido -generalmente, unos segundos de una composición musical ya existente-, que posteriormente son modificados (cambios de tono, cambios de tempo, aplicación de moduladores, etc.), y volcados a un instrumento digital, normalmente con la forma de un sintetizador, para producir una pieza musical nueva. Por utilizar una analogía, una canción hecha a partir de samples sería algo así como un “collage musical”.

Encontrar el sample ideal puede llevar horas, o incluso días, y el proceso de limpiar la pista y editarla, para luego integrarla en la composición, también es costoso en términos de tiempo en el proceso de producción.

Para la producción de Since I Left You, The Avalanches apenas utilizaron unos cuantos sampleadores AKAI S2000, como el de la imagen.
Para la producción de Since I Left You, The Avalanches apenas utilizaron unos cuantos sampleadores AKAI S2000, como el de la imagen. Recuperado de este enlace.

Una última consideración: como es lógico, los artistas deben pedir permiso a los autores de la composición original para hacer uso de estos fragmentos. No hacerlo implica una violación de los derechos de autor (un ejemplo conocido es el caso de Ice Ice Baby, el tema por el que Queen y Bowie denunciaron a Vanilla Ice por usar la línea de bajo de Under Pressure (Hill, 2017)). Con todo, es evidente que un sample muy editado puede ser casi imposible de identificar.

Hace unas semanas, Spotify y Youtube comenzaron a bombardearme con sugerencias de un grupo australiano llamado The Avalanches. Al parecer, a finales de 2020 estrenaron su tercer álbum de estudio, We Will Always Love You, en el que colaboran con artistas de renombre, como Johnny Marr (mítico guitarrista de The Smiths), MGMT, o Leon Bridges, entre otros. Las primeras escuchas no me emocionaron especialmente, pero el bombardeo continuaba, así que me pregunté: “¿Quiénes son The Avalanches?”.

Y así es como llegamos a las 3.500. Vosotros, lectores, os estaréis preguntando qué significa ese número. Pues bien, 3.500 son, aproximadamente, los samples que contiene Since I Left You, el álbum con el que nuestros amigos aussies debutaron allá por el 2001. Si volvemos a la explicación que di antes sobre la técnica de samplear, quizá podamos poner en perspectiva la titánica tarea que implica la producción de un disco con 3.500 samples, en el que no hay ni un solo instrumento ni voz grabado en el estudio (Bandstand, 2017).

Por dar algunos datos tontos pero que quizá arrojen algo de luz: 3.500 samples en un disco de una hora (60 minutos, 3.600 segundos; es lo que dura Since I Left You) equivale a que haya una media de un sonido nuevo cada segundo, aproximadamente. Quiere decir que una canción de tan sólo 3 minutos debe contener la friolera de más de 150 sonidos sampleados. En el disco podemos escuchar de todo, desde cantantes de ópera hawaianos, hasta sonidos de R&B, pasando por relinchos de caballos, Madonna o fragmentos de películas de Michelangelo Antonioni.

Y quizá aún os estéis preguntando: ¿es posible que un popurrí de 3.500 sonidos, tan diversos entre sí, suene bien? La respuesta es, simple y llanamente: sí. Es una absoluta joya. Parece increíble, pero la coherencia que hay entre el primer tema y el último es digna del mejor álbum conceptual.

The Avalanches, en la gira de Wildflower. Recuperada de este enlace.
The Avalanches, en la gira de Wildflower. Recuperada de este enlace.

Lo curioso es que estos tipos produjeron el disco sin pensar en que pudiera tener ningún impacto internacional, así que no pidieron el copyright para ninguna de las pistas que utilizaron. Y lo gracioso es que nunca jamás nadie les ha denunciado por infringir sus derechos de autor: tal es el grado de maestría en el sampling, que los “perjudicados” consideraron que semejante obra de arte no podía constituir un robo. Eso, claro está, para todos aquellos que saben que han sido sampleados por The Avalanches: aún hay cientos de fragmentos que nadie ha sido capaz de identificar.

Para terminar, me gustaría daros una breve reseña del disco: La tríada inicial (Since I Left You, Stay Another Season y Radio) es la mejor puerta de entrada imaginable para el universo musical de The Avalanches. Hacia la mitad del disco, tenemos el binomio perfecto entre A Different Feeling y Electricity -este último, mi tema favorito del disco, sin duda-. Y un poco más adelante, la bizarrísima Frontier Psychiatrist, tal vez la canción más conocida del disco (23 millones de reproducciones en Spotify; lo curioso es que el resto del disco se mueve entre los 2 y los 3 millones de streams). Pero lo maravilloso es que, más allá de estos temas que destaco, el disco está lleno de giros y recovecos asombrosos e inesperados para el oyente. Una absoluta delicia.

Como digo, todo esto empezó por el estreno de We Will Always Love You, el tercer disco de The Avalanches, sobre el que se habla en varios círculos indies como potencial disco del año. Es cierto que es un trabajo interesante y mucho más cercano a los gustos pop, pero creo que está por debajo de Wildflower, el segundo trabajo de los DJ australianos. Y, desde luego, ninguno alcanza los picos de genialidad de Since I Left You, el disco de los 3.500 samples, o la joya que se produjo sin tocar un solo instrumento.

Podéis disfrutar de la playlist oficial de Homo novus en Spotify.

Bibliografía

  • Hill, G. (10 de septiembre de 2017). The day Queen sued Vanilla Ice. Queen Forever. Disponible en este enlace
  • Bandstand. (28 de junio de 2017). Every Sample From The Avalanches Sin I Left You [Vídeo]. Youtube
  • Volksgeist. (9 de febrero de 2021). Understanding The Avalanches: Since I Left You. [Vídeo]. Youtube
  • Reseña del álbum en Pitchfork
  • Imagen de portada: Portada de Since I Left You, de The Avalanches. De este enlace.
Quico Enrile

Quico Enrile

La (buena) música es la forma de arte más irracional, trascendental y mística que existe. Escribir sobre la música que nos conmueve es poner ante los ojos de nuestro lector una de las partes más íntimas de nuestro ser. Y espero que esa sea la tonalidad sobre la que compongamos todos los relatos de esta sección: honestidad para hablar, desde el corazón, de lo que nos apasiona.

Compartir artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Babia

Volver

Y ver el mismo paseo, la misma playa, las mismas rocas.  Ver de nuevo a las señoras nadando a braza en la playa sin olas,

Ver entrada
Cine

Donde nadan los tiburones

¿Cómo funciona un festival internacional de series? El caso de Conecta Fiction En las calles de Pamplona, entre pintxos y copas de vino, se gestan

Ver entrada

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *